La culminación de meses de planeamiento y de varios años de noviazgo, comienza con una nueva vida, una juntos.La historia de Ana y Andrés demuestra amor puro y mucho compañerismo, entre ellos se apoyan y están en todo juntos.  Se dieron cuenta de que yo era el fotógrafo de la boda de Grettel, prima de Ana, y me contactaron, desde el inicio fueron abiertos y me mostraron plena confianza, eso ayudo a lograr un trabajo sensible y detallista. 

Andrés y Ana son dueños de un romance y de un amor extraordinario, lleno de risas, juegos y confianza. Les deseo lo mejor, fue todo un honor.

Acá la galería y luego algunas fotografías de las que más me gustaron:


No se debe ver a la novia hasta el último minuto. 

2 Comments