El clima asustaba con pasar del gris al negro aguacero, en Santa Ana el viento frío nos daba dudas de si ibamos a tener lluvia o no durante el día. La ceremonia se realizaría en la iglesia vieja de Santa Ana, hermosa y detallada. 

Maria José y Alberto nos regalaron una ceremonia y una fiesta singular y llena de emoción y alegría. Les deseo lo mejor. 

Acá les compartó un resumen de las fotogafías. Espero les gusten. 

Saludos, Sebas.

Comment