Nos reunimos en un café, como me gusta, compartimos un rato y me comentaron que habían buscado ya varios fotógrafos y esperaban que yo fuera el que les entendiera lo que ellos querían. Y al parecer así fue. Luego del café ya teníamos las fechas y como querían hacer las fotos, y a pesar de que tuvimos contratiempos con el volcán, lo logramos y sé que ellos han disfrutado de estas fotos mucho rato. Yo siempre les quedé agradecido por la confianza y al final no solo se queda uno con fotografías, sino con amistades. Saludos, y un abrazote a ambos. 

Las fotos: 


1 Comment