Siempre que me reúno con un cliente la primera vez pensamos que falta mucho para el gran día, siempre que los veo el dia de la boda sabemos que el tiempo pasa volando. Se disfruta mucho ver los resultados  de cada detalle, de los pequeños y de los grandes. Y también las sorpresas de un día como este. 

El día tenía algo especial, la ceremonia se iba a realizar en la basílica de Cartago, una iglesia con caracterísitcas arquitectónicas y simbolicas muy importantes y ricas para poder aprovechar en la imagen. Disfrute mucho.

Ahroa les comparto las fotografías, o al menos un pequeño resumen de lo que fue para mi documentar la boda de Dani y Mila, junto con mi amigo Cristian Arri que me asisitió, gracias a él también. 

Les deseo lo mejor, ya se los dije personalmente y les agradezco la oportunidad de dejarme ser su fotógrafo, quiero que recuerden este día para siempre, y que ese cariño que emana de ustedes como pareja, sea infinito. 

Un abrazote, Sebas. 

2 Comments