Desde la sesión con Kathy y Cris, todo había salido a pedir de boca, la sesión nos trajo momentos divertidos y hasta inoportunos que nos dejaron conocernos lo suficiente para que este día tomara un significado especial para mi. La boda era una ceremonia en la Finca La Ponderosa, en Cartago, el aire era frío y pintaba a lluvia pero nos salvamos, las decoraciones y todos los detalles tan bien cuidados por los novios fue lo que me recibió desde que llegue, la calidez de la familia y amigos terminó de hacerme la noche muy corta. Disfruté muchísimo con ellos y durante toda la boda. Espero disfruten la galería como yo al estar ahí. 

Gracias Cris y Kathy por la confianza. 

Comment